La risa, terapia para el corazón y la salud en general


Sonreír, reír o carcajearse es un buen aliado para mejorar o mantener  la salud, ya que ejercita muchos músculos, además de proteger el corazón, controlar la tensión arterial, prevenir el infarto, estrés y otras dolencias.

La risa, terapía eficaz (Rei Ayanami en Tokyotes)

Mantenerse en forma, cuidar el corazón, evitar el infarto, la tensión arterial alta o cualquiera de los problemas relacionados con el sistema cardiovascular, además de otros muchos beneficios, puede estar al alcance de cualquiera, aunque probablemente mucha gente lo ignore.

La risa, o lo que es lo mismo, reír, carcajearse, tomarse la vida con otra actitud, con más sentido del humor, esto puede ser la solución.



La risa, el mejor ejercicio para mantener en forma el corazón

Algunas investigaciones indican que cinco minutos de risa equivalen a unos 45 de ejercicio ligero. Además las carcajadas ayudan a activar la circulación sanguínea, proporcionando un suave masaje vibratorio en todo el cuerpo, que además beneficia en otros niveles, como el inmunitario, ya que eleva nuestras defensas.

Por otra parte, algunos estudios de las Universidades de Stanford o Maryland, en Estados Unidos, afirman que una actitud positiva en la vida y reír, es muy beneficioso para la salud. Se descubrió que la gente con más sentido del humor tienen menos probabilidades de tener problemas de corazón, que la pesimista.

Para la gente mayor, es una buena forma de mantenerse en forma, sobre todo si ya no pueden practicar deporte. De esta manera fortalecerán el corazón y los músculos, entre otros beneficios. Asimismo, los científicos dicen que una terapia de risa, puede aumentar la calidad de vida de un paciente crónico en un 40%.



Cuidar el corazón evitando el estrés y la depresión con la risa

La risa hace que se liberen en el cerebro endorfinas, que son unas hormonas, llamadas de la felicidad, ya que hacen que nos sintamos alegres y optimistas. El doctor Dharma Singh Khalsa, médico anestesista y especialista en gerontología y medicina antienvejecimiento, en su libro Rejuvenece tu cerebro dice lo siguiente:

 “…las endorfinas estimulan el interés, la atención y la concentración. Otra de sus funciones es protegernos de los efectos físicos y psíquicos del estrés extremo. Cuando el estrés aumenta las endorfinas contrarrestan algunos de los efectos de esta reacción…”

Por tanto, tanto por su acción de optimismo, como de protección contra el estrés, las endorfinas ayudan en los procesos de ansiedad y depresión, enfermedades que pueden afectar y complicar las enfermedades del corazón. Por lo que, se deduce que con la risa se protegen, además del sistema nervioso, el cardiovascular.



La risa como terapia para bajar la tensión arterial y evitar el infarto

Sonreír, reír a carcajadas, es muy eficaz cuando hace falta bajar la tensión. Todo ello según un experimento realizado en un grupo de 14 personas, en donde después de ver varias comedias divertidas y estar riendo durante 20 minutos, se sometieron a pruebas que dieron como resultado la reducción de la tasa de hormonas del estrés en sangre, y el aumento de las células T inmunes, además de la bajada de la presión arterial y el colesterol.

Otro estudio del Instituto Mexicano del Seguro Social, confirma estos datos. La risa vigoriza el corazón, baja la presión sanguínea y libera endorfinas.

Por otra parte, el masaje interno que produce la risa, provocado por los espasmos del diafragma, llega hasta los pulmones y el corazón, logrando fortalecerlos, de esa forma se prevé y evita en gran manera el infarto.



Estar en forma y ejercitar muchos músculos con la risa

La risa ejercita el organismo casi en su totalidad, ya que pone en marcha cuatrocientos músculos. Se accionan las siguientes zonas del cuerpo: el tórax, abdomen, diafragma, pulmones y corazón, incluidos algunos músculos del estómago que sólo se pueden ejercitar con la risa.

Los mencionados científicos de la Universidad de Stanford en Estados Unidos, dicen que la risa es un buen ejercicio físico, ya que cien carcajadas equivalen a diez minutos de ejercicio en la máquina de remo. Asimismo, otro grupo de investigadores de la Universidad de Vanderbilt, dicen que reirse con ganas unos 10 o 15 minutos puede quemar 50 calorias.



Los neurotransmisores y los efectos positivos de la risa en el cerebro

Además de todo lo anterior la risa provoca que el cerebro segregue, además de las endorfinas, ciertas sustancias químicas denominadas neurotransmisores, con poderes y capacidades impresionantes. Y es que gracias a los neurotransmisores las neuronas del cerebro se pueden comunicar entre si.



Reír y ser positiva ( Tj sanas)


Los neurotransmisores que se segregan en el cerebro cuando reímos son los siguientes:
  • Dopamina: mejora el ánimo, el impulso sexual y la capacidad de recordar.
  • Serotonina: ayuda a controlar el dolor, a conciliar el sueño y sobre todo, es el principal neurotransmisor que produce sensación de agrado o bienestar.
  • Adrenalina: incrementa la vitalidad, creatividad e imaginación.

Así que el consejo de muchos médicos y científicos es que hay que reírse y tomar una actitud positiva ante la vida si queremos mantener en forma el corazón, controlar la tensión arterial, y evitar la ansiedad y depresión, entre otros beneficios. Además hay que tener en cuenta que un rostro sonriente siempre es más agradable y aparenta menos edad que uno serio o con aspecto de enfado.

Por tanto, habrá que apuntarse a este otro tipo de ejercicio, la risa, que tanto aporta en nuestro beneficio.

Lola Sancho Cabrera

Comentarios

  1. Además, Lola, esta terapia es de efecto inmediato. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, Lola (tocaya). Ya sabes cuánto me gusta hablar de las emociones; hablando de los beneficios de la risa me lo he pasado genial, pero leyendo tu artículo también. ¡Cómo reconforta lo positivo!. Gracias. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Ya lo sabéis, a reír que además de disfrutar, generamos buenas "vibraciones". Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario