sábado, 26 de agosto de 2017

Los beneficios de practicar meditación

Descubre todas las ventajas que te puede ofrecer la meditación. Una práctica milenaria que cada vez acoge más adeptos entre el mundo occidental.



Meditación y sus beneficios
avi_acl

Hasta hace unos años la meditación se entendía como una práctica religiosa de budistas, sin más relación con el mundo occidental. En cambio, en la actualidad cada vez son más las personas que realizan yoga, meditación y más prácticas similares relacionadas con el mundo budista de forma principal.

Ya pocas personas opinan que la meditación tenga que ir unida de forma obligada con la práctica del budismo o cualquier otra religión. Incluso existen argumentos favorables desde sectores puramente científicos sobre los beneficios que esta práctica nos puede otorgar.

Ver libro en Amazon


La meditación y la ciencia


Sectores del mundo científico se han interesado por estudiar este fenómeno que parece mejorar la salud y el bienestar en muchas personas que lo practican.

Existen diversos estudios sobre los efectos a nivel cerebral, cardíaco, sistema inmune, dolor e insomnio.

En lo que respecta a sus efectos sobre el cerebro y las emociones cabe citar los estudios del doctor Richard Davidson, profesor de psicología y psiquiatría en la Universidad de Wiscosin en Estados Unidos, que descubrió que una mente en calma puede producir bienestar en cualquier tipo de situación. Investigando las bases de la emociones pudo comprobar cómo las estructuras del cerebro pueden cambiar en tan sólo dos horas.

Asimismo, el profesor Davidson lleva a meditadores al laboratorio, a los que toma muestras de sangre antes y después de meditar, y de esa forma analiza la expresión de los genes. Comprueba que en las zonas que existía inflamación o tendencia a ella, desciende abruptamente, según sus propias palabras.


Asimismo, otros estudios revelaron que a largo plazo los cerebros de las personas que practican la meditación, tienen más densidad neuronal y se conserva su mente más joven. 

CalmingBreath Crescent zafu Cojín de Meditación - Grande, Algodón - Alforfón Lleno. 24.95 EUR


Cojín de meditación VER EN AMAZON

¿Qué es la meditación? ¿Cómo se realiza?


La explicación más sencilla para entender en qué se basa la meditación sería decir que es estar en silencio. Eso es lo básico, pero es necesario saber más cosas si quieres practicarlo.

La meditación es un estado presente. No existe el pasado ni el futuro, solo el aquí y ahora. No se basa en poner la mente en blanco, es alcanzar ese estado de silencio e introspección en el que solo existe el presente.

Al principio es difícil, ya que la mente se va hacia el pasado y futuro con mucha facilidad, pero es totalmente normal. Con la práctica se va consiguiendo, según afirman los expertos.

La meditación es un proceso a través del cual llegamos a conocer a nuestra mente y a hacernos amigos de ella.

Foto by kloxklox_com

¿Cómo se práctica la meditación?


Al principio los pensamientos parecen surgir en masa y de forma desenfrenada. Todo esto es normal y también positivo. Ello significa que has conseguido estar en calma y por ese motivo eres más consciente de todo lo que eres capaz de pensar.

Para meditar lo mejor es colocarte en una postura cómoda, pero no demasiado. Es decir hay que estar consciente todo el tiempo, no debes dormirte.

Una de las mejores posturas es la asana de yoga “el loto”, también conocida como la postura de Buda, que consiste en sentarte en el suelo con las piernas cruzadas y a ser posible con los pies subidos encima de las rodillas. Esto último es para conseguir tener la espalda más recta, un factor fundamental para realizar bien la meditación.



CalmingBreath Cojín de meditación y yoga - Funda lavable - Para personas de cualquier peso y estatura. 29.95 EUR

Cojín meditación funda lavable VER EN AMAZON 

En cualquier caso, pocas personas lo consiguen, así que no te preocupes, con cruzar las piernas e intentar tener la espalda recta bastará. Un truco es poner un cojín o una toalla doblada debajo de las nalgas para conseguir ese mismo efecto.

Una vez colocado en esa postura, ahora solo deberás respirar profunda y pausadamente. Puedes tener los ojos cerrados, abiertos o semi. Si surgen los pensamientos, déjalos pasar, observa desde fuera.

Al principio puedes meditar 5 o 10 minutos cada día. Luego de manera progresiva podrás ir aumentando la duración de cada sesión, hasta alcanzar unos 40 minutos o 1 hora diaria.


No hay comentarios:

Publicar un comentario