martes, 2 de septiembre de 2014

Podemos y el síndrome del miedo preelectoral

¿Tienen miedo el resto de partidos políticos a Podemos?

Pablo Iglesias, líder de Podemos (Foto © Olaf Kosinsky)

La respuesta afirmativa es evidente y se deduce, de manera muy fácil, por el ataque constante de la que son objeto, tanto el partido Podemos en general, como el que recibe su líder Pablo Iglesias. Un hombre joven, inteligente, culto, con facilidad de palabra, ofreciendo argumentos y denunciando situaciones, que el pueblo necesita escuchar, es claramente un obstáculo para seguir ostentando (o conseguir) el poder tan ansiado.
Debo aclarar que no pertenezco a este partido político, ni soy simpatizante y ni siquiera les voté, y que hablo desde la posición de ciudadana indignada con el poder político, fáctico y mediático que nos relega y trata como si fuésemos estúpidos (entre otros muchos calificativos).
Mi conocimiento sobre política es, podríamos decir, medio-bajo, puedo hablar desde la base legal de mi licenciatura en Derecho y poco más. Es decir, no trato de realizar con este artículo un análisis político sobre Podemos ni sobre sus adversarios. Ahora bien, sí que puedo opinar y plasmar, por medio de las palabras, mis percepciones como una ciudadana más de este país lleno de despropósitos, engaños, corrupciones, injusticias y recurrentes argumentos falaces, que nos hacen sentir como auténticos majaderos.
Es cierto que cabe la posibilidad de que Podemos nos defraude, por supuesto, pero eso está por ver, no ha ocurrido todavía. En cambio, sí es real la corrupción, la crisis económica, el fraude fiscal, la evasión de divisas, las puertas giratorias, los escandalosos privilegios de los políticos, los desahucios, el paro laboral, y muchas más circunstancias que todos conocemos, unos por los datos y otros porque lo sufren en sus propias carnes.
Debo aclarar, que a pesar de que cito a Podemos por su fenómeno electoral y por ser objeto de fuertes críticas, puede trasladarse a otros partidos políticos que, quizás, puedan ofrecernos una alternativa más leal y menos injusta que la actual. Como es el caso de Compromís, en mi comunidad autónoma (Valencia) o Ciutadans, en el ámbito nacional. Este último con una postura más centrista o moderada. Así como algunos otros, tanto progresistas como más moderados. Respetando la tendencia política de cada uno, hay que buscar alguna alternativa de poder.

Mónica Oltra de Compromís (Foto © Ingoll)

Argumentos en contra de Podemos de algunos partidos políticos y medios de comunicación
- Discurso populista. Siempre que escucho (que son muchísimas veces) lo del discurso populista me corroboro en el pensamiento de que los políticos y algunos medios de comunicación, creen que los ciudadanos somos unos simples botarates que nos creemos todo lo que nos dicen, (en parte cierto, ya que se sigue votando a los mismos)
Todos sabemos que es populista ¿Y qué? Sí, es lo que la gente quiere oír y lo que necesita oír. Repito ¿Y qué? ¿Qué tiene de malo escuchar en voz de un político lo que los ciudadanos nos repetimos constantemente?
Por fin, alguien dice en medios de comunicación, debates, conferencias… lo que pensamos. Denuncian las mismas injusticias y defienden los mismos derechos y obligaciones que la mayoría de nosotros, el pueblo.
- Utopía. Con respecto a la utopía, es posible que parte de su discurso político sea inalcanzable, pero eso no es óbice para encontrar en un grupo político las ideas, la voluntad y las ganas para hacerlo posible. Y eso siempre es positivo. Sus miembros son profesores universitarios, muy preparados y expertos en ciencias políticas, la mayoría de ellos, algo sabrán del tema ¿O no? Además, como dije antes, eso está por ver. Los que nos gobiernan actualmente y en el anterior periodo, ya nos mostraron y muestran de qué son capaces.
- Han cobrado de Venezuela y nos van a convertir en un país chavista.  De sobra son conocidas las reiteradas acusaciones por parte de algunos medios de la implicación de Podemos con países bolivaristas, de haber cobrado 320.560 euros a lo largo del año 2013, así como, la insistencia en que si llegaran al poder convertirían a España en una dictadura como Cuba o Venezuela.
Respecto al primer punto Pablo Iglesias forma parte del Comité ejecutivo de la Fundación C.E.P.S. que es la que ha cobrado de Venezuela, por su asesoramiento en Derecho y Economía, entre otros. Del mismo modo que también han colaborado y cobrado de otros países, bolivaristas y no.
Yo creo que cualquier persona con un conocimiento normal de la situación puede darse cuenta que lo anterior no significa, obligatoriamente, que Podemos apoye de forma incondicional a Venezuela y, mucho menos, que quiera convertir a España en un país con las mismas circunstancias.
- Se solidarizan con ETA y los apoyan. El querer mezclar con ETA a todos los adversarios políticos parece ser la mejor baza en los últimos años. Fue Zapatero junto con ETA el artífice de la gran tragedia del metro en Madrid, según escuche desde varios frentes…  Y ahora resulta que resurge un partido nuevo, con cuatro meses de vida, que consigue 1,2 millones de votos y ¡zas! también está relacionado con ETA. En fin, yo creo que sobran las palabras.
Podemos ha dicho hasta la saciedad que esto no es así, han comunicado su rechazo y condena a los atentados de ETA y no hay que sacar de contexto algunas frases que no significan lo que ellos quieren traducir. Me refiero a la tan divulgada “ETA tiene explicaciones políticas”. Aunque nos parezcan aberrantes y criminales sus actos, que lo son, esta formación terrorista tiene una razón política. Yo creo que eso lo sabe todo el mundo que haya estudiado o leído un poco sobre la historia de ETA o de este país.
¿Qué opinan entonces, los mismos críticos, de las conversaciones del gobierno de José María Aznar con la misma banda terrorista? En este caso no creo que exista ninguna duda al respecto.

Tres diputados de Ciutadans (Foto © Houdini300)

- Deben su éxito a cadenas privadas de televisión que le dan cancha. Esto es la crítica que me resulta más absurda de que las que escucho. ¿Cómo? Si fuera por eso también el PP habría ganado las elecciones por el mismo motivo.
No veo mucho la televisión, pero en las ocasiones que eso ocurre, una parte de la programación que me gusta son los debates políticos, y en la mayoría, de cualquier cadena, siempre encuentro a políticos del PP o a periodistas defensores a ultranza del mismo partido. ¿Qué pasa que estos no cuentan? Nunca he entendido los diferentes raseros.

Estas que he citado son solo algunas de las muchas críticas que recibe esta formación política, podemos creerlas o no, darles más o menos valor, o ignorarlas y centrarnos en conocer sus verdaderas pretensiones con nuestro propio criterio, sin dejarnos manipular por ningún medio de comunicación ni, mucho menos, por un político adversario.


No hay comentarios:

Publicar un comentario